lunes, 27 de abril de 2009

4. Grupos de Interés (Ximena)


Las personas o grupos de personas afectados o que contribuyeron a la creación de la crisis financiera más sonada en los últimos meses son varios. A todo el mundo le van a parecer los más importantes algunos grupos de interés, es decir que no todos van a coincidir con los que se escogió, ya que cada quien tiene distintas maneras de ver la crisis. Nosotros, queremos presentarlo de tal forma en que en realidad se vea quienes fueron los más afectados y, por así decirlo, “los más culpables”.

Si queremos entender de una manera más simple como funciona la crisis; como dicen “todo entra por los ojos”, así que el siguiente video ayuda a comprender cuál es el flujo que se siguió y como fueron afectando y siendo afectadas las personas involucradas. http://www.youtube.com/watch?v=_fTjmyW2SaM .

El primer grupo de interés, pero no el más ni menos importante, son las familias a las que se les hizo el préstamo hipotecario. A estas personas o familias, se les apodó como “ninjas”, no porque fueran físicamente peligrosos, sino porque no tenían ni ingresos fijos, ni trabajo, ni propiedades; en realidad se les dio el nombre por una especie de siglas en inglés: no incomes (sin ingresos fijos), no job (sin trabajo), no assets(sin propiedades). ¿Qué fue lo que pasó con ellos? Bueno, la respuesta es un poco larga y complicada, pero básicamente se podría decir que los bancos se aprovecharon de ellos, porque les cobraban una tasa de interés bastante alta, ya que con ellos existía más riesgo; y además, se les concedían los préstamos hipotecarios por un valor más alto de lo que en realidad valían las casas, solo con la excusa de que había expectativa de que en unos meses dichas casas iban a valer más. Entonces: los “ninjas” tenían más plata de la que necesitaban para comprar sus casas, empezaron a utilizarla en otras actividades que no tuvieron planeadas, se fueron de viaje, compraron autos, etc. Lo que pasó después era lo esperado, las casas, en vez de subir, cayeron; dando como resultado que los “ninjas” no quieran pagar las hipotecas, mejor dicho que no las pagaran ya que el precio de las casas cayó por debajo de lo que se les había prestado. Conclusión: los “ninjas” se vieron afectados por la ineficiencia de los bancos. Se podría decir que se aprovecharon indirectamente.

Para no perder la ilación, el segundo grupo de interés, se podría decir que es el que le sigue a los “ninjas”, son los bancos. Ellos también se vieron afectados, pero si ponemos en una balanza lo que afectaron con lo que fueron afectados, creo que se sabe perfectamente para donde se inclina. Estas entidades tuvieron que afrontar de alguna manera la crisis que dejó el 11 de setiembre. Tomaron cartas en el asunto y empezaron a dar préstamos a tasas más altas de lo normal para estabilizar de nuevo la economía. Estos préstamos se los otorgaban a los “ninjas”, y al ser tan riesgosos, les otorgaban bajos márgenes y además los bancos se quedaban sin liquidez, es decir sin más dinero para seguir prestando. Definitivamente, la solución no iba por ahí, ya que en cualquier momento esto se iba a convertir en un círculo vicioso e iba a ser cada vez más difícil salir de esto. Entonces, para solucionar el problema de liquidez, los bancos pedían prestamos a bancos extranjeros (de ahí se desprende el siguiente afectado, en la siguiente explicación). En la desesperación en la que probablemente puedan haber entrado los bancos por encontrar soluciones, se toparon con los MBS (Mortgage Backed Securities), que son básicamente paquetes de hipotecas que los bancos pretendían vender; la pretensión se hizo realidad, se los vendían a los “conduits”, la explicación es sencilla, son creaciones de los mismos bancos, hechas para que se les pueda vender los MBS y los bancos queden limpios de todas las hipotecas. Los “conduits” “conseguían el dinero” de bancos extranjeros para poder pagar la compra de los MSB. Es decir, los bancos nunca dejaron de tener las deudas con ellos, y tampoco dejaron de prestar dinero.

Los bancos extranjeros también necesitaban sacar el dinero de alguna fuente; desgraciadamente (y sólo por este caso) fueron familias de los países ajenos a Estados Unidos, porque ellos fueron los que pusieron su dinero en el banco, en una cuenta de ahorros por ejemplo, como se dice a “ojos cerrados”, ya que no se imaginaron que sus ahorros estarían siendo destinados a un proyecto que no iba a poder ser salvado en el corto plazo. Concluyendo, las autoridades de los bancos extranjeros debieron respaldar los préstamos a los bancos de EEUU, o en el peor de los casos estar seguros de qué era en lo que se estaban metiendo, antes de arriesgar dinero ajeno. Sin embargo, para dichos dirigentes esto estaba disfrazado como un incremento en las inversiones internacionales. Vuelve al juego la falta de investigación con respecto a lo que en realidad sucedía con el dinero.

Ponemos como último protagonista a las calificadoras de riesgo. Sólo ellos saben cuál fue el motivo de por qué les dieron otras calificaciones a los MBS o “conduits”, los calificaron según el riesgo, les cambiaron el nombre. Las más riesgosas, las que incluían las hipotecas SubPrime, fueron re – bautizadas como Equity. Así fue como se recalificaron, y se crearon los “paquetes” de hipotecas, los bancos llegaron a un acuerdo con las calificadoras, se agruparon con deudas nada riesgosas, poco riesgosas y muy riesgosas. De esta manera, a estos paquetes se les nombró diferente, “CDO” (Collateralized Debt Obligations), Obligaciones de Deuda Colateralizada y como “CDS” (Credit Default Swaps); aunque suene increíble, llegaban a ser comprados ya que la persona o entidad que lo compraba asumía el riesgo a cambio de obtener mayor cantidad de intereses.

Se empieza a terminar la historia, cuando, como antes se mencionó, la gente empezó a desentenderse de los MBS por completo, dejando como rezagos simplemente ¡LA CRISIS! Ya no hay forma de que nadie preste dinero a nadie, ya sea por la desconfianza y simplemente que ya habían estado pensando y no actuando sin hacerlo. Los bancos y las personas se quedaron sin dinero. ¿Todo fue por una mala decisión o por simple ambición de querer aprovecharse del boom inmobiliario?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada